Dilo bonito!!!

Acompaña tus mensajes con algo sorprendente

Hay mensajes lo suficientemente importantes como para enviarlos por e-mail o simplemente en un sobre por correo postal.

Cada mensaje importante que entregamos debería ser en sí mismo, un pequeño evento, un momento y una experiencia extraordinaria, que haga percibir de una forma mágica eso que queremos transmitir. De esta forma nuestro mensaje llegará de verdad, se diferenciará del resto, hará que el receptor sienta una curiosidad fantástica por el mensaje y además hará que no sólo le guste eso que ve, si no que quiera ver y saber mucho más.

Y…. ¿Cómo creamos todo este contexto genial?

 

  1. Conoce a tu receptor.

Tenemos que pensar muy bien quien es el receptor del mensaje, ya que deberemos contextualizarlo alrededor de sus gustos, aficiones, intereses…

A menudo no tendremos un conocimiento perfecto de a quien enviamos ese mensaje, por tanto, tendremos que valernos de la información que podemos recopilar. Por suerte las socorridas redes sociales nos echarán una mano. Facebook, Instagram y Linkedin en ellas encontraremos aquella foto de la que podremos extraer si se trata de una persona sofisticada, si se fija en los detalles, o de la cual extraer que le agrada o a veces lo más importante será saber que no le convence.

  1. Sorprende

Hace unos meses debía enviar un mensaje. Lo normal hubiese sido hacerlo vía e-mail, pero lo normal se vuelve aburrido… así que pensé y pensé hasta dar con algo alegre, dulce, divertido y sobretodo sorprendente. Algo ideado y desarrollado por mí, para conseguir como primera sensación captar la atención.

Así que envié una caja de Brownkies, mitad brownie mitad cookie, hechas por mí con una tarjeta que animaba a empezar la semana con mucha energía o al menos con algo de azúcar:

IMG_1138.JPG

Dentro del sobre que acompañaba la tarjeta estaba el mensaje 🙂

  1. Acompáñalo todo con mimo, amor e ilusión

Escogimos una caja la mar de bonita y la vestimos con papel de seda.

Processed with Rookie Cam

Tras cocinar nuestros Brownkies de chocolate negro y blanco, los colocamos en montoncitos de tres y los sujetamos con un cordel bonito.

Processed with Rookie Cam

Processed with Rookie Cam

Preparamos unas tarjetitas muy divertidas, para informar a los catadores de los ingredientes de las mismas, debido a que hay mucha gente alérgica a diferentes componentes. Además de ello, aprovechábamos para dar un truco de cómo disfrutar más de ellas.

Processed with Rookie CamProcessed with Rookie Cam

Coronamos la caja con un cordel acompañado de una tarjetita en la que deja claro nuestra mano de obra en todo el proceso. Encima de ello, lo más importante: El mensaje.

Processed with Rookie CamProcessed with Rookie Cam

Processed with Rookie CamProcessed with Rookie Cam

Sólo puedo deciros que el resultado fue genial!!! Así que probad con vuestras propias ideas y vuestros mensajes, y sobretodo disfrutad el proceso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s