Despedida de Soltera con Showcooking

Es tiempo de flores, cerezas, camisetas de manga corta y bodas muchas bodas, una detrás de otra yuhuuuuuu!!! He asistido a muchas muchísimas y he de reconocer que me encantan, las disfruto mucho y lo paso genial. Pero siempre antes de un buen bodorrio va una muy muy buena despedida: FIESTA!!!!  Las despedidas de soltera son el típico dolor de cabeza de las amigas o hermanas de la novia. Cuándo, cómo, dónde…??? Aaaaaaaaaaaaa!!!!!

Despedidas hay de muchos tipos, tantos como tipos de novias, lo más importante y lo vital es que esa despedida se adapte 100% a la novia que vamos a sorprender.

Hace unas semanas asistí a una de estas despedidas y este punto se cumplió 100% era una despedida justamente para ella, sencilla, cercana y hecha para disfrutar.

En este caso la hermana de la novia se encargó mayoritariamente de organizarla, con un poquito de ayuda de aquí y de allí, y como no, intenté echar un cable 🙂

La despedida constaba de una tarde-noche, cenita más fiesta. Este formato permitió que pudiera participar mucha gente, tanto por presupuesto como por disponibilidad de tiempo, dos factores que hacen que mucha gente pueda unirse o no al plan. Al final fuimos unas 15 personas que pertenecían a tres grupos distintos principalmente, amigos de un lado, de otro y familia.

¿Y qué hacer con toda esta gente? Una de las primeras preguntas a responder: el lugar de la celebración. Se quería algún lugar privado para que el evento fuera más cercano, sin embargo reservar un salón privado suele ser bastante costoso, por lo que se optó por escoger un bonito espacio en el que pudiéramos cenar, hacer copas y a la vez hacer una actividad todas juntas. La respuesta fue MiT espai de cuina. Marga i Titina prepararon para nosotras un showcooking en las que nos enseñaban, con ayuda de la novia, cómo preparar las recetas que íbamos a degustar un ratito después. Tras de ello, no teníamos excusa para prepararlas luego en casa ya que nos facilitaron, a cada una de nosotras, una copia de las recetas.
despediaSoltera2 despediaSoltera7 despediaSoltera6

MiT cuenta con 150m2 muy acogedores, en los que se encuentra la zona de la cocina y el área destinada a las cenas. Para esta ocasión escogieron una mesa alta que posicionaron en el centro de la sala. La decoración fue preciosa acompañada de unas flores naturales.

despediaSoltera4

Con el objetivo de personalizar más el espacio aprovechamos unas estanterías de madera que quedaban en los laterales para colgar unas cintas horizontales y en las que enganchamos fotografías y recuerdos con pincitas de madera. Coronando estás instantáneas, pusimos una guirnalda con el mote de la novia.

despediaSoltera5despediaSoltera3

Para recibir a la novia que mejor que una canción que a ella le encanta coreada, tarareada y seguro que superafinada por todas las asistentes. Fue un momento mágico, nadie conocía la canción pero todo el mundo puso lo mejor de sí para hacer con ella un gran coro.

A menudo, cuando se juntan grupos de amigos de diferentes lugares es algo complicado que se interactúe como si sólo hubiese uno. Por ello para facilitar y crear un efecto diferente se contrató a un actor que resultaba ser un camarero infiltrado. Alejandro, nuestro camarero particular, hizo que no paráramos de reír metiéndose en todos los fregados posibles, eso sí casi sin recoger un plato.

Después de la cena, y entre copa y copa, pusimos a prueba a la novia con un pasapalabra con preguntas del novio.

Como colofón, se proyectaron dos vídeos. El primero constaba de mensajes muy divertidos y llenos de recuerdos de las amigas de la novia y en el segundo otro grupo de amigas prepararon un cuento que narraba la historia de la novia desde pequeña y el noviazgo con su pareja, cada una de las amigas leyó una parte del cuento creando diferentes vídeos con un mismo hilo conductor.

En definitiva, fue una noche genial lleno de sorpresas, risas, diversión y de dedicación hacia la protagonista de la fiesta.

Anuncios

San Valentín, planes amorosos y bien baratitos

Se acerca San Valentín y nos tenemos que empezar a poner un poquito en modo ñoño 🙂 y es que nunca está mal tener una excusa para decirle a la persona que tenemos al lado que la queremos, o para dedicarnos un día de amor, sea cuando sea por supuesto, pero ya que se acerca esta fecha, vamos a intentar daros algunas ideas para que construyáis momentos amorosos ya sea para San Valentín o para el día que vosotros más prefiráis.

Embed from Getty Images

La crisis sigue presente, hay poco dinero y ganas de hacer muchas cosas, salimos de la cuesta de enero, de haber gastado lo impensable con mil cositas en navidades y otra vez tenemos que gastar dineritos en este 14 de febrero. Por eso vamos a tratar de presentaros planes que impliquen poco dinero porque lo importante será que invirtamos cariño y dedicación pensando en hacer algo especial para la otra persona, con esos dos ingredientes seguro que no fallaremos y conseguiremos una experiencia genial. Allá van nuestras ideas:

 Nuestra primera cita

Todas las relaciones comienzan con esa primera cita, el ¿Qué me pongo? confluye con los nervios y la ilusión de ese primer encuentro. Esas primeras conversaciones, tan llenas de encanto, que hacen que queramos saber más y más de aquel al que estamos conociendo, suelen suceder en un lugar que se vuelve mágico y que quizás dejamos de visitar por mucho tiempo. Es por ello, que nuestra primera idea es que rememoréis vuestra primera cita. Lo podéis articular como una sorpresa y llevar a vuestra pareja sin previo aviso al lugar en el que todo empezó. O por otro lado, podéis hacer algo más mágico y convertirlo en una verdadera primera cita.

Para ello, avisaréis de esta cita de forma que sea un regalo, con una nota, que irá dentro de una cajita repleta de dulces con forma de corazón, citaréis a vuestra pareja, en el mismo lugar que lo hicisteis la primera vez. Una vez que os encontréis, rememorareis ese primer encuentro, recordando los nervios, las sensaciones, los sentimientos de ahora y de antes, y a partir de aquí todo vuestro…Cada pareja tiene su única primera cita, seguro que totalmente distinta a cualquier otra, así que sólo vosotros la podéis revivir.

Remember when…

Siguiendo con la propuesta anterior, podrías montar algo similar pero alargándolo un poquito más y hacer un día completo especial, ideando una ruta remember when… de forma que hagáis un recorrido por vuestra relación visitando lugares míticos de vuestra ciudad que significan cosas para vosotros. Tardes en las plazas de Gracia, un restaurantito genial, el paseo de los domingos por la tarde, los croissants de los desayunos en un cafetito especial, la biblioteca de cuando estabais en la uni, la disco de moda en la que solíais encontraros, la estación de metro en la que os despedíais, las cañas y bravas en el barecito de la esquina, los kebabs y paseos por el Raval… esa ruta genuina únicamente vuestra.

Para ayudaros a encontrar ideas para hacer esta ruta hemos elaborado un mapa mental, que nos aportará ideas iniciales de las cuales iremos tirando hasta montar un plan alrededor de ellas. Por ejemplo, tomamos el nombre de nuestra pareja y lo ponemos en el centro. A partir de allí creamos diferentes satélites con palabras relacionadas a cosas que hacíais cuando empezabais a estar juntos. Si por ejemplo, os conocisteis en la universidad uno de los satélites sería esto: Universidad. De este, saldrían ideas que de cómo rememorar esto, si estudiabais en la biblio, una idea sería visitarla, o pasear por los pasillos de la facultad.

mapamental

A continuación os mostramos un plan completo de lo que podría ser un día Remember when, os animamos a que creéis el vuestro.

Ana va a ser la persona que va a recibir la ruta Remember when. Su pareja la despertará por la mañana con una de las canciones preferidas que solían escuchar cuando empezaban su relación, como no, acompañada de una sesión doble de carantoñas matutinas. Después irán a desayunar a un cafetito que les encanta, dónde hacen unas de las mejores tartas caseras de Barcelona, Bitte. Aprovechando que la Universidad dónde se encontraban no les queda lejos, se van a ir directos para allá a hacerse pasar por estudiantes y recorrer esa biblio que tanto y tanto habitaban. En su primer viaje se escaparon a Francia, luego visitaron Berlín, Londrés, París y hace poquito hicieron una ruta que les encantó por el norte de España… En Barcelona hay un lugar perfecto para rememorar todas estas experiencias, en la librería especializada en viajes Altair será muy fácil adentrarse de nuevo en esas vivencias. Tras ello, se escapan al Raval y pasean recorriendo sus calles y se comen uno de esos Kebabs únicos que saben a gloria y cuestan bien poquito, igual que cuando estaban sin un duro. De allí a Gracia, porque no han comido postre y en la plaza de la Revolució aguarda esa heladería tan mítica, de plaza en plaza, hasta que llegan a una tienda de Jazz Music en la que escuchan unos discos y se marcan cuatro pasos de Swing, ese baile de moda que ahora están tratando de aprender….

Juntos y revueltos

A menudo se nos vienen ideas de cosas que nos gustaría hacer con nuestra pareja: por qué no nos apuntamos a… tengo ganas de que visitemos… quieres que aprendamos a cocinar… me apetecería… Planes conjuntos, que por una cosa u otra no los acabamos llevando a cabo.

Os proponemos que os dediquéis un día en descubrir esos planes que os gustaría hacer juntos, no sólo para pasar tiempo juntos, si no para que ese tiempo común sea en algo que os ilusione.

Para ello, empezaremos creando nuestra propia libreta de Planes Juntos Y Revueltos. La idea es que dediquéis vuestra maña y creatividad en crear ese cuaderno que recogerá vuestras ilusiones en común. Hay muchos tutoriales y formas diferentes de cómo hacer vuestras propias libretas. A continuación os dejamos dos ejemplos que están muy bien.

1) Mini Libreta cosida a mano

2) Encuadernación con cola

Una vez hecho nuestro cuaderno, viene la segúna etapa: Rellenarlo con planes geniales. La idea es personalizarlo a vuestro gusto 100%. Seguro que tendréis mil ideas bonitas de como decorarlo a través de scrapbooking o cosas similares, pero lo más importante será el contenido y que sobretodo sea algo de ambos, que os toméis vuestro tiempo soñando e imaginando cosas superbonitas para hacer y que os sirva de base para establecer una fecha y llevarlos a cabo. En la primera hoja podríais poner una foto divertida de los dos y de aquí en adelante dependerá de vuestros gustos. Os recomendamos que montéis unas categorías para que vuestras ideas queden más ordenadas y sean más fáciles de seguir con posterioridad. Aquí os dejamos algunas categorías que podríais tener en vuestro cuaderno de Juntos y Revueltos.

  1. Every week que no falte
  2. Recetas para cocinar y regustar juntos
  3. Conciertos paparapapa
  4. Viajes volando voy volando vengo
    1. Escápate
    2. Lejos muy lejos
  5. Sitios cerquita que no nos podemos perder
    1. Restaurantes bien bonitos
    2. Culturitas (Museos, Expos, teatro…)
    3. Tiendas de antaño
    4. Mercados y ferias compra que te compra
  6. Pelis de sofá y manta

Os deseamos que disfrutéis de vuestro planes amorosos.

Cata de Vinos a Ciegas

Son épocas navideñas, y como no podía ser de otra forma, vamos saltando de cena en cena. Esa manía que tenemos de despedirnos antes de navidades de todo el mundo, total para cuatro días. Pero visto por otro lado, ¿Por qué no? ¿Por qué no tener la oportunidad de juntarnos con la gente que nos hace bien, gente que son de alguna forma parte de nuestra familia y que nos permite compartir buenos momentos?

El pasado domingo quedamos con unos amigos para almorzar. Desde el principio teníamos pensado hacer algo un poco diferente, a algunos de nosotros nos encanta descubrir nuevos vinos así que rápidamente nos vino la inspiración: haremos una cata de vinos. Sin embargo, queríamos que el vino se convirtiera en uno de los focos de la comida de una forma especial, no sólo saborear el vino por saborear, si no que queríamos invitar a nuestros amigos a adentrarse en cada uno de esos vinos de una forma especial. Es por ello, que decidimos que la cata de vinos fuese a ciegas, sin conocer qué vino estábamos probando.

Como en cualquier evento, lo primero de todo sería hacer llegar la invitación. Esto se puede hacer de una forma más informal: una llamada, un mensaje… o bien algo más vistoso y oficial, como el ejemplo la que os ponemos a continuación. En este caso no pedíamos confirmación ya que no era necesario por el tipo de reunión que hacíamos, en otras ocasiones esto será vital.

invitación

La cata de vinos a ciegas consistía en ir probando diferentes vinos durante el almuerzo, de una forma natural, trasladando el foco de atención de la comida al vino, pero sin conocer qué vino estábamos probando. De forma que cada uno de nosotros tenía que tratar de elaborar una Nota de Cata, adivinando a qué Bodega o Denominación de origen pertenecía y qué connotaciones visuales, aromáticas y de gusto les despertaba, y por último, también debían aventurarse a decir en qué horquilla de precios se encontraba.

Lo más importante era disfrutar intentando adivinarlo, por ello compartíamos nuestras alocadas percepciones que nos hacían volver a probar de nuevo el vino y buscar en él, aquello que otro había intuido.

Para poner todo esto en orden, cada uno de los invitados tenía las siguientes Notas de Cata para rellenar, en el mismo orden que se lleva a cabo una cata normal.

IMG_0335IMG_0350

Como yo también quería participar en la experiencia, le pedí a uno de mis amigos que se encargase de traer dos botellas de vino y yo compré otras dos, así nadie conocía los cuatro vinos. Probamos 1 vino blanco y 3 vinos tintos.

Para que nadie identificara las botellas, les creamos un envoltorio y les asignamos un número, que era el mismo que aparecía en las Notas de Cata. Además de ello, a todos los vinos tintos les sacamos la cápsula, que suele ser un elemento diferenciador entre botellas. Como podéis comprobar intentamos mantener la misma totalidad cromática en todos los elementos del almuerzo.

IMG_0353 IMG_0361El almuerzo consistió en diferentes entrantes, de esta forma manteníamos el dinamismo y la naturalidad de la reunión de amigos. Algunos de ellos eran embutidos, jamón ibérico, quesos y tartares que identificamos con unas tarjetas.

IMG_0357 IMG_0358

Para darle un poco más de gracia e invitar a que nuestros amigos se lo tomaron un poco más en serio, preparamos un pequeño reconocimiento a la Nariz de Oro de nuestra Cata de Vinos a Ciegas.

IMG_0343

Muy buena compañía, comida riquísima, una buena oportunidad para conocer buenos vinos… En definitiva un día, que con experiencias diferentes, se convirtió en un día genial. Os animamos  a que lo probéis en vuestras reuniones de amigos.

IMG_0345